Digiformag Logo - Le magazine de la formation professionnelle
, E-Learning

Diez trucos para favorecer la implicación de los alumnos

Resumen

En el contexto de una formación y, en especial, de una formación a distancia, la implicación de los alumnos no siempre cumple las expectativas. La falta de constancia, un seguimiento inadecuado o el desinterés por los módulos en ocasiones pueden interferir en la buena sintonía entre alumnos y formadores. En el caso del aprendizaje virtual, la distancia exige una comunicación regular, puesto que resulta difícil detectar momentos de agobio o recuperar a alumnos perdidos si no existen estos intercambios. Para reducir al máximo los contratiempos, descubra los diez trucos de CrossKnowledge que le ayudarán a incentivar el compromiso de los alumnos.

Truco n.° 1: recuerde los desafíos que plantea la formación

Los formadores deben aprovechar el inicio de la sesión para recordar a los alumnos el objetivo y las distintas etapas de la formación. En vez de una simple explicación, intente adoptar un enfoque de marketing con el abordaje de los beneficios para el cliente. Detalle los conocimientos que adquirirán los alumnos y, a continuación, explique cómo podrán emplearlos en sus tareas para alcanzar sus propios objetivos. Por último, presente las ventajas de las que se beneficiarán en otros puestos o para evolucionar profesionalmente. Un ejemplo: «En esta formación sobre gestión de proyectos, aprenderán a cumplir con un calendario, a organizar las tareas, a gestionar un presupuesto y a comunicarse con todo tipo de interlocutores. De este modo, serán capaces de gestionar los proyectos de su equipo y dirigir un grupo. Esta formación les permitirá presentarse a cargos de jefe/a de proyectos y les conferirá sólidas competencias si quieren convertirse en gerentes».

Truco n.° 2: ayúdese de los plazos

Teniendo en cuenta que muchos de nosotros solemos rendir al máximo cuando se aproxima una fecha de entrega, use esta baza a su favor. En el contexto de un aprendizaje virtual autónomo o semiautónomo, incorpore distintas fechas límite para los entregables o los ejercicios. Esto permitirá a los alumnos planificar sus esfuerzos y cumplir con el calendario de la formación. No dude en enviar recordatorios por mensaje o correo electrónico.

Truco n.° 3: haga hincapié en la recompensa

El éxito más importante al término de una formación está representado por la certificación. Si su aprendizaje virtual expide una certificación o incorpora un programa que expide una, se asegurará un buen porcentaje de finalización. Los alumnos sabrán por qué cursan los módulos y con qué fin.

Truco n.° 4: aproveche el espíritu de equipo

En una formación a distancia el «peer coaching» (acompañamiento entre pares) es un enfoque ideal porque la motivación de unos alumnos sirve para motivar a otros. Muy utilizado en el día a día —para tomar una buena decisión o practicar regularmente deporte, por ejemplo—, el acompañamiento entre pares ofrece los mismos beneficios en la etapa de aprendizaje. El grupo se apoya, se motiva y se retroalimenta de sus experiencias para alcanzar un objetivo. Programe ejercicios en grupo o cree equipos para la entrega de actividades (un grupo planifica el calendario, mientras que una pareja elabora el presupuesto del proyecto, por ejemplo).

Truco n.° 5: involucre a los responsables de la empresa

No dude en recurrir a responsables y directivos a lo largo de la formación, puesto que disponen de una visión práctica de esta y comparten información en contacto directo con los alumnos. Pueden indicar que necesitan gestores de proyectos para un cliente determinado o que cada equipo debe ser capaz de autogestionarse, por ejemplo.

Quizás le interese que intervengan al principio de la sesión para hablar de los objetivos (truco n.º 1) o para corregir los entregables (truco n.º 2). Si los entregables están relacionados con su día a día o sus expectativas, se mostrarán todavía más interesados e interesantes.

Truco n.° 6: anime a la comunidad

Cuando se encargue de formar a un grupo de alumnos, construya una comunidad. Incentive las conversaciones entre participantes, cree pequeños equipos o trabaje en proyectos comunes. Formar parte de un grupo incita a la acción y reduce la procrastinación ante la presión que ejerce el grupo.

No olvide tampoco echar mano de los métodos de aprendizaje en parejas y la comunicación de experiencias.

Truco n.° 7: optimice la experiencia de usuario

Sin los medios técnicos adecuados, se acabó el compromiso. Si su pantalla se congela, la conexión a internet se interrumpe o el sonido no se escucha bien, perderá a sus alumnos.

Según CrossKnowledge, cada clic adicional en una plataforma de aprendizaje virtual disminuye el índice de uso del 15 al 20 %. Fíjese en los comercios electrónicos: cuanto más accesibles son sus páginas, más visitas reciben.

Truco n.° 8: replantéese la formación en el marco de una profesión

Si aborda un problema al que se enfrenta un/a alumno/a en un momento determinado, logrará aumentar de manera natural su interés por el aprendizaje electrónico. Y si le explica cómo gestionar un calendario en el momento preciso en que se encarga de esta tarea —y no en un futuro hipotético—, captará mejor su atención.

Truco n.° 9: apueste por atraer en lugar de promover

Si, hasta ahora, se conformaba con incluir un enlace en la intranet de la empresa, debe saber que no estaba maximizando sus posibilidades de triunfar. En vez de promover la participación a través de correos electrónicos, intente asegurar la accesibilidad a sus módulos desde cualquier dispositivo. Cuando las sesiones resultan accesibles desde un móvil, un ordenador o una tableta, el porcentaje de compromiso es muy probable que aumente.

No basta con dar a conocer la oferta formativa, sino que es necesario estar presente allí donde los alumnos buscan las formaciones. Piense más allá del catálogo de aprendizaje virtual e incorpore las redes sociales internas o las herramientas colaborativas.

Truco n.° 10: ofrezca un programa personalizado

Tal y como explican Ruth C. Clark y Richard E. Mayer en su obra «e-learning and the Science of Instruction» (El aprendizaje virtual y la ciencia de la formación), cuanto más personalizada sea una formación, más alumnos querrán participar en ella. Si su formación se compone de un conjunto de módulos independientes, puede orientar a los alumnos para que únicamente elijan aquellos que puedan resultarles interesantes. Para eso, realice preguntas o pida que cumplimenten un autodiagnóstico al principio de la sesión y únicamente proponga módulos acordes con sus respuestas. También es una buena idea plantear un segundo autodiagnóstico al final del programa para que el/la alumno/a valore el itinerario cursado.

A lo largo de toda la formación o fuera de esta, confíe en las sugerencias de módulos complementarios adaptados a sus alumnos.

Supere los efectos negativos de la soledad y la falta de motivación que pueden surgir durante la formación a distancia. Ayúdese de los intercambios humanos, el espíritu de equipo, la relación personalizada y la implicación de todo el mundo. En cuanto a la tecnología, no olvide estar presente en plataformas que referencien formaciones o en la intranet de las empresas, además de disponer de un ordenador, una red wifi y un micrófono adecuados. Con estos trucos, podrá aprovechar al máximo sus oportunidades de alcanzar —e incluso sobrepasar— los objetivos previstos.

Newsletter

lo mas leído

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada?

MOOC, COOC, SPOC, SOOC: ¿en qué se diferencian?

fp

¿Cuáles son los títulos de FP con más empleabilidad?

La importancia de la alineación constructiva

¿Conoce el principio del bundle?

Digiformag -Vendre ses formations en ligne

¿Alguna vez se ha planteado comercializar sus formaciones en línea?

Diferentes tipos de evaluaciones del aprendizaje virtual

©2024 Digiformag – La revista de formación Digiforma para organizaciones de formación y formadores – Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Contacto