Digiformag Logo - Le magazine de la formation professionnelle
, Actualidad de la formación, Formación profesional

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada?

Resumen

Las empresas españolas, a través de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, FUNDAE, disponen de un crédito anual que les permite impartir formación bonificada a sus trabajadores.

Esta Fundación, antiguamente conocida como Fundación Tripartita, gestiona los fondos que se destinan a la formación en las empresas.


¿Qué es la FUNDAE y la Formación Bonificada?

▶️ Todo saber en vídeo

La FUNDAE es una entidad española que tiene como objetivo impulsar la formación y el desarrollo de habilidades en el ámbito laboral.
Su misión es clara: fortalecer la competitividad de las empresas y empoderar a los trabajadores a través de la
educación continua.
Una de las formas más destacadas en las que cumple esta misión es a través de la
formación bonificada.

La formación bonificada es un sistema mediante el cual las empresas pueden financiar la capacitación de sus empleados, utilizando parte de las cotizaciones a la Seguridad Social que destinan mensualmente.
De esta manera, las empresas pueden invertir en el
crecimiento de su personal sin afectar su flujo de efectivo.

Desarrollo de la Formación Bonificada: pasos clave

La razón por la cual esta herramienta también es conocida como formación continua es porque brinda a los empleados el aprendizaje necesario para realizar sus tareas a lo largo de toda su trayectoria profesional.

La ley determina que todas las compañías disponen de una cantidad específica anual que se destina a la capacitación de sus empleados.

El proceso de desarrollo de la formación bonificada abarca varios pasos clave:

  • Identificación de necesidades: el proceso comienza con un análisis introspectivo de la empresa. Así, las empresas podrán identificar las áreas en las que la formación podría impulsar el rendimiento y las competencias de los empleados.
  • Calcular el crédito que le corresponde a tu empresa: una vez tengas la información necesaria, puedes proceder a calcular el crédito formativo que le corresponde a tu empresa. El cálculo se realiza en base a un porcentaje aplicado a las cotizaciones realizadas. Este porcentaje puede variar en función del tamaño de la plantilla, siendo mayor para empresas de menor tamaño.
  • Elección de cursos y centros de formación: una vez que las necesidades están claras, las empresas seleccionan los cursos que pueden ayudar a mejorar las capacidades de sus empleados. Es imprescindible elegir centros de formación acreditados y registrados en la plataforma de FUNDAE para garantizar la calidad del aprendizaje.
  • Comunicación con FUNDAE: la empresa debe ponerse en contacto con FUNDAE para solicitar el desarrollo de la formación bonificada. En este caso, se debe presentar la solicitud y dar detalles sobre los cursos seleccionados.
  • Planificación y ejecución: una vez que FUNDAE ha aprobado la solicitud, la empresa planifica la formación y se coordina con el centro seleccionado. Los cursos se imparten según un plan formativo previamente establecido.
  • Bonificación de la formación: la empresa debe comunicar a FUNDAE el inicio y la finalización de los cursos y, una vez finalizada la formación, se activa la bonificación y el importe correspondiente se deduce de las cotizaciones mensuales a la Seguridad Social, que se aplicarán a través del Sistema Red, señalando la cantidad indicada en la plataforma.
  • Evaluación y resultados: después de la formación, es esencial evaluar el impacto. La empresa y los empleados deben medir y evaluar cómo la formación ha mejorado las competencias y la productividad. Además, es fundamental guardar, durante un lapso de cuatro años, la evidencia documental de las acciones formativas que han sido objeto de bonificación, por si fueran solicitadas de nuevo. FUNDAE llevará a cabo una verificación de las bonificaciones realizadas al finalizar el ejercicio.

¿Qué es el crédito de la formación bonificada?

El crédito de formación bonificada es una cantidad de dinero que las empresas pueden utilizar para financiar la formación y capacitación de sus empleados a través de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE), antes conocida como Fundación Tripartita.
Este crédito proviene de las cotizaciones que las empresas realizan a la Seguridad Social y que posteriormente son destinadas a la
inversión en la formación de su plantilla.

Este crédito se calcula en función del importe total de las cotizaciones sociales realizadas en el año anterior. 

El crédito de formación bonificada puede utilizarse para financiar total o parcialmente el coste de los cursos de formación que la empresa decida proporcionar a sus empleados. Estos cursos pueden ser seleccionados de una oferta formativa existente clasificados por categorías.

Es importante tener en cuenta que el crédito de formación bonificada tiene un límite máximo establecido por la ley.
Por lo tanto, las empresas deben asegurarse de no exceder ese límite al planificar y llevar a cabo la formación de sus empleados.
Además, la formación debe cumplir con ciertos requisitos y ser comunicada a FUNDAE de acuerdo con las normativas vigentes.

Las empresas con menos de 50 trabajadores pueden solicitar la acumulación de su crédito disponible.
Siempre y cuando la solicitud haya sido presentada antes del 30 de junio del año en curso, FUNDAE permitirá acumular
 el crédito de la formación bonificada durante un plazo máximo de 2 años, así la empresa contará con más tiempo para planificar la formación y se asegurará de que cuenta con suficiente crédito para bonificarla.

Beneficios de la Formación Bonificada y la FUNDAE

Beneficios de la Formación Bonificada y la FUNDAE - Digiformag

Los beneficios de la Formación Bonificada a través de la FUNDAE van más allá de la mera adquisición de conocimientos.

  • Crecimiento empresarial: la formación bonificada impulsa la innovación y la competitividad de la empresa al fortalecer las habilidades de su equipo.
  • Motivación del personal: la inversión en el desarrollo de competencias de los trabajadores demuestra el compromiso de la empresa y motiva a los empleados.
  • Ahorro financiero: la bonificación de las cotizaciones a la Seguridad Social reduce los costos de formación.
  • Actualización constante: la formación continua mantiene a los empleados actualizados con las últimas tendencias y técnicas en su sector.

 

El objetivo de esta iniciativa es promover el desarrollo y la actualización de las habilidades de los trabajadores, contribuyendo así a la mejora de la productividad y competitividad de las empresas.
Cada empresa puede aprovechar este crédito para invertir en la formación de su personal y mejorar su desempeño en un
entorno laboral en constante evolución.

Estas iniciativas demuestran que la inversión en el capital humano es esencial para mantener la competitividad en un mundo en cambio continuo.


👆 Para saber más:


🔗 Fuentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

lo mas leído

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada?

MOOC, COOC, SPOC, SOOC: ¿en qué se diferencian?

La importancia de la alineación constructiva

fp

¿Cuáles son los títulos de FP con más empleabilidad?

¿Conoce el principio del bundle?

Digiformag -Vendre ses formations en ligne

¿Alguna vez se ha planteado comercializar sus formaciones en línea?

La evaluación del aprendizaje virtual evoluciona: ¿cuáles son las nuevas tendencias?

©2024 Digiformag – La revista de formación Digiforma para organizaciones de formación y formadores – Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Contacto