Digiformag Logo - Le magazine de la formation professionnelle
, Formación profesional, Pedagogía

¿Cómo crear una estrategia de aprendizaje mixto eficaz?

Resumen

El aprendizaje mixto —conocido en inglés como «blended learning»— es un modelo de formación que combina actividades formativas presenciales y a distancia. Un/a formador/a se encarga del seguimiento de los alumnos, quienes cursan los módulos de formación en línea en función de sus horarios.

Con la generalización de las nuevas tecnologías y la democratización del acceso digital, la popularidad del aprendizaje mixto ha alcanzado cotas nunca vistas. ¿Su particularidad? Combinar la formación a distancia con la formación presencial clásica.  Se trata de una modalidad de formación que ofrece numerosas ventajas y, teniendo en cuenta que una parte de las sesiones se imparte en línea, el aprendizaje mixto es un sistema que ofrece una gran flexibilidad. Por eso, esta experiencia de formación suele ser la preferida por los empleados de empresas que deben combinar su trabajo con la adquisición de nuevas competencias.

De la mano del aprendizaje mixto, los alumnos ganan en autonomía y son protagonistas activos de su propia formación. Sin embargo, para asegurar su eficacia, la estrategia debe respetar varios requisitos previos esenciales que se describen en este artículo.

¿Cómo se desarrolla una formación de aprendizaje mixto?

Una formación mixta se divide en dos formas de aprendizaje:

  • Aprendizaje presencial: el/la formador/a y los alumnos se reúnen en persona para debatir acerca de la formación y analizar los avances de los alumnos. Los formadores son los interlocutores privilegiados de los alumnos, puesto que les transmiten sus conocimientos y los guían a lo largo del programa de formación. Estas sesiones cara a cara permiten desarrollar una relación privilegiada entre formadores y alumnos.
  • Aprendizaje a distancia: los módulos de formación resultan accesibles en línea a través de un software de aprendizaje virtual. Los alumnos pueden elegir el momento y el lugar para cursar la formación en función de su disponibilidad. Estas sesiones en línea ofrecen una gran libertad porque los recursos resultan accesibles a través de internet.

Diez pasos para la creación de una formación de aprendizaje mixto eficaz

Una formación de aprendizaje mixto eficaz se basa en una comprensión perfecta de las necesidades y las expectativas de su público objetivo. Antes de la formación, realice encuestas de opinión para determinar con claridad las aspiraciones de los destinatarios cuando inician una formación de este tipo. Para que esta sea eficaz, los participantes no deben conformarse con asistir, sino que tienen que implicarse en serio en su propio proceso de aprendizaje. De hecho, es primordial ofrecer una experiencia de aprendizaje genuina para asegurar un contenido diferenciador y de calidad.

Paso n.° 1: defina los objetivos de la formación mixta

Determine de antemano con precisión los propósitos y los objetivos didácticos de su formación. Esto le permitirá definir las modalidades, elaborar los recursos necesarios y movilizar a sus empleados para responder de la mejor manera posible a las expectativas de los alumnos.

Formúlese las preguntas adecuadas:

  • ¿Qué competencias deben adquirir los alumnos?
  • ¿Qué herramientas de aprendizaje virtual deben emplear?
  • ¿Cuánto tiempo debe durar en total la formación?
  • ¿Cuál es la distribución entre sesiones en línea y presenciales?
  • ¿Cuántos módulos es preciso desarrollar?
  • ¿Cómo se tienen en cuenta las opiniones de los alumnos?

Los objetivos de la formación deberán guiar el plan de aprendizaje y el ritmo de la formación. Se trata de una metodología eficaz para implantar un sistema de formación adaptado a las diferentes personas que se beneficiarán de este acompañamiento.

Paso n.° 2: seleccione herramientas de formación eficaces

Los recursos de formación deben ser eficaces y adaptarse a los módulos de aprendizaje. Para organizar la parte de aprendizaje electrónico, crear clases virtuales y gestionar el aprendizaje presencial, utilice un sistema de gestión del aprendizaje (Learning Management System o LMS). Estos recursos son muy valiosos para aumentar la eficacia.

La selección de una de las distintas soluciones LMS disponibles dependerá de los formadores, quienes deberán decidirse por la que mejor se adapte a sus necesidades y a las de su público objetivo, así como a sus objetivos didácticos y su presupuesto. No dude en descubrir nuestra herramienta Digiforma.

Paso n.° 3: detalle de manera clara el programa de formación

Para que una estrategia de aprendizaje mixto sea eficaz, los alumnos deben disponer de una visión clara del programa de formación para incentivar el esfuerzo a lo largo de los módulos. Para eso, el plan de formación debe ser claro y coherente:

  • Detalle las distintas partes de su plan de formación.
  • Incorpore el programa de las sesiones, tanto en línea como presenciales.
  • Indique los objetivos didácticos.
  • Incluya la lista de trabajos para presentar y su fecha límite.

Paso n.° 4: cree contenido interactivo

Recuerde siempre que el éxito de una estrategia de aprendizaje mixto dependerá de la implicación de los alumnos. Con este fin, priorice la interactividad frente al contenido didáctico para captar la atención y provocar la acción de los alumnos. Singularice su formación con aprendizajes interactivos que deberán realizarse en tiempo real en la plataforma de aprendizaje virtual para crear un vínculo con los demás alumnos.

Paso n.° 5: ponga en valor la colaboración grupal

La colaboración dentro de una formación implica un enriquecimiento recíproco al compartir conocimientos y aprender de las competencias del resto de los alumnos. Favorezca los intercambios entre grupos poniendo a su disposición salas de chat virtuales en las que podrán interactuar. Esta es una de las grandes ventajas de los avances digitales.

Paso n.° 6: acompañe a los alumnos

Una formación de aprendizaje mixto únicamente será eficaz si los participantes pueden comunicarse con el/la formador/a y formularle todas las preguntas necesarias, por ejemplo, por correo electrónico o mensajería instantánea. Deben sentirse acompañados a lo largo de todo su itinerario de aprendizaje para poder dar lo mejor de ellos mismos.

Paso n.° 7: evalúe a los alumnos de manera eficaz

Para mejorar sus módulos y ajustar en caso necesario la formación durante el siguiente módulo presencial, es imprescindible poder evaluar a los alumnos regularmente, por ejemplo, al final de cada módulo. Suya será la elección del formato de evaluación:

  • cuestionarios de selección múltiple;
  • resumen breve que se redactará al final del módulo,
  • debate en grupo.

La evaluación también es beneficiosa para los alumnos, puesto que podrán identificar de manera autónoma sus avances y las competencias que han adquirido. Además, analizarán sus propios puntos débiles y aquellos que deben reforzar para consolidar sus conocimientos.

Paso n.° 8: mejore su formación con las opiniones de los alumnos

Las impresiones de los alumnos son esenciales para mejorar el contenido de una formación. Y, para recopilar periódicamente sus opiniones, puede realizar encuestas al final de cada módulo o interactuar directamente con los alumnos en el marco de un debate para permitirles expresar y compartir sus ideas. Estas impresiones se convertirán en valiosos recursos para perfeccionar su sistema de formación.

Paso n.° 9: comparta sus recursos didácticos y sus fuentes

A lo largo de los módulos de formación de aprendizaje mixto, citará ejemplos y hará referencia a esquemas, obras, vídeos, etc. Procure recopilar todos estos recursos pedagógicos al final de cada módulo para invitar a los alumnos a profundizar sus conocimientos en los temas abordados.

Paso n.° 10: recompense a los alumnos

La participación en una formación es una actividad que exige una gran dedicación personal. Procure recompensar esta iniciativa y los esfuerzos realizados a lo largo de toda la formación. Para eso, expida una certificación oficial para hacer constar el fin de la formación y poner en valor la adquisición de nuevas competencias. Los alumnos se sentirán valorados y más seguros de aplicar los nuevos conocimientos adquiridos en su vida profesional.

Conclusión

Organizar una formación «clásica» puede implicar ciertos inconvenientes desde el punto de vista logístico y humano. De hecho, es preciso reservar locales, aulas o equipos, y garantizar que todos los alumnos puedan cursar la formación en la fecha indicada, lo que puede generar ciertos costes. En este sentido, el aprendizaje mixto se erige como una solución ideal para ahorrar una cantidad considerable de tiempo y mejorar la productividad. Este enfoque se adapta a las necesidades de los alumnos, además de estimularlos y valorarlos a lo largo de su itinerario de aprendizaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

lo mas leído

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada?

fp

¿Cuáles son los títulos de FP con más empleabilidad?

MOOC, COOC, SPOC, SOOC: ¿en qué se diferencian?

La importancia de la alineación constructiva

che necessito para ser profesor

¿Qué necesito para ser profesor de Formación Profesional?

Diferentes tipos de evaluaciones del aprendizaje virtual

¿Cómo crear una estrategia de aprendizaje mixto eficaz?

©2024 Digiformag – La revista de formación Digiforma para organizaciones de formación y formadores – Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Contacto

×