Digiformag Logo - Le magazine de la formation professionnelle
, E-Learning

Diferentes tipos de evaluaciones del aprendizaje virtual

Resumen

¿Su aprendizaje virtual está operativo? ¿Ha diseñado los objetivos y montado los módulos? Entonces, ya habrá recorrido una buena parte del camino. Ahora, solo falta crear la evaluación. Medir el impacto de las acciones, detectar posibles deficiencias, destacar áreas de mejora… la evaluación del aprendizaje virtual es un pilar fundamental para mejorar a lo largo del tiempo. Y, puesto que la curva de aprendizaje no atañe solo a los alumnos, los formadores no deben quedarse fuera de juego. ¿Cómo sacar el máximo partido a la evaluación de una formación virtual? Seleccionar las herramientas adecuadas, plantear las preguntas correctas, no dejar lugar a la interpretación, etc. En este artículo, analizamos los tipos de evaluaciones del aprendizaje virtual para perfilar un panorama completo y proporcionar algunas claves acerca de la elección del formato.

Antes de enumerar todas las formas que puede adoptar una evaluación, repasaremos su finalidad y su lógica:

  1. Diseñe la evaluación a partir de los objetivos de formación. Al adentrarse en la etapa de evaluación, existe cierta tendencia a perder el foco. Como suele concebirse después de la creación de los módulos, lo más probable es que surjan preguntas relacionadas con el aprendizaje. Sin embargo, para que una evaluación sea eficaz, debe partir de los objetivos y no del contenido. Por ejemplo, si su objetivo es «Aplicar los conocimientos adquiridos al trabajo diario», no se limite a preguntar si el/la alumno/a ha memorizado el artículo de ley X que aparece en el módulo 3, sino a comprobar su capacidad para aplicarlo en un contexto específico.
  2. Una evaluación debe centrarse en los conceptos aprendidos, pero también en el nivel de aprendizaje: principiante, intermedio y experto. El contenido de la formación y los alumnos le ayudarán a definir los umbrales necesarios. Además, la evaluación también le permitirá conocer si su aprendizaje virtual ha tenido éxito.

Ayúdese de esta lista de formatos de evaluación para seleccionar el tipo que mejor se adapta a sus necesidades y desarrollar las evaluaciones en una atmósfera tranquila.

Evaluación del aprendizaje virtual mediante cuestionarios de selección múltiple

Muy práctica, la evaluación mediante cuestionarios de selección múltiple evita cualquier tipo de confusión y análisis subjetivo. Al existir respuestas correctas e incorrectas, los cuestionarios de selección múltiple requieren poco tiempo de análisis y el resultado es independiente del/la examinador/a. Además, los cuestionarios de selección múltiple pueden ser más completos de lo que uno/a se imagina. Son una herramienta ideal en situaciones de interacción y funcionan muy bien dentro de la lógica de los juegos serios.

Evaluación del aprendizaje virtual mediante preguntas binarias

Otro ejemplo en que las respuestas no están sujetas a interpretación son las preguntas de verdadero/falso. En el caso de las nociones más objetivas como leyes, normas, fechas o hechos, la fórmula del verdadero/falso es ideal, puesto que así los alumnos demuestran si saben o no saben, sin término medio.

Evaluación del aprendizaje virtual rellenando espacios en blanco

¿Le gustaría evaluar conocimientos técnicos? Construya fases como «La [pieza] se usa en la [máquina] para [acción]». Los ejercicios de rellenar espacios en blanco permiten poner de manifiesto conocimientos precisos y objetivos. Un pequeño consejo: al evaluar las respuestas, tenga en cuenta posibles sinónimos y faltas de ortografía.

Evaluación del aprendizaje virtual mediante ejercicios de arrastrar y soltar

La mecánica de estos ejercicios es sencilla: en un lado de la pantalla se muestran datos, bloques o principios desordenados y, en el otro, un espacio donde deberán colocarse en orden. El objetivo es arrastrar dichos elementos de un lado de la pantalla al otro. Los ejercicios de arrastrar y soltar son útiles para reconstruir la cronología de un evento, resaltar la articulación de un proyecto o completar un mapa.

Evaluación del aprendizaje virtual mediante emparejamientos

El término «emparejamiento» remite a la noción de «parejas». Por tanto, se trata de una evaluación que pone de relieve la relación entre dos conceptos, dos informaciones o dos objetos. Se nos ocurren emparejamientos del tipo pieza-máquina, relaciones de causa y efecto, cambios producidos por una reforma, etc. Todas las respuestas aparecen en la pantalla, de modo que su finalidad no es evaluar la capacidad de memorización de los alumnos, sino de valorar principalmente su sentido de la lógica y la comprensión que tienen de los términos impartidos. En este caso, unas conexiones se producirán porque los alumnos habrán entendido bien la formación virtual y otras por descarte.

Evaluación del aprendizaje virtual con respuestas libres

El formato más habitual consiste en formular preguntas y permitir que los alumnos se expresen libremente. Este tipo de evaluación es útil para descubrir la lógica, el funcionamiento o la comprensión de un principio. También se puede emplear para la explicación o la demostración de un principio.

Evaluación del aprendizaje virtual con realidad virtual

La mejor forma de evaluar los conocimientos adquiridos se basa en la experiencia. Si nos detenemos en la comprensión teórica, tan solo dispondremos de la mitad de la respuesta. ¡Por este mismo motivo el carné de conducir no se obtiene con solo superar el teórico!

La experiencia y una situación real son la clave. Para lograrlo, enfrente a los alumnos a escenarios que se encontrarán al término de la formación. Piense en mecanismos de inmersión a distancia. Cuanto más inmersivo sea el formato, más eficaz será, ya sea para abordar cuestiones de seguridad en un banco, de lucha contra la corrupción o de desplazamiento cerca de una zona peligrosa, por ejemplo.

Con ayuda de gafas de realidad virtual y el software vinculado, podrá crear un entorno a medida, útil para poner a prueba a los alumnos, sus conocimientos, su comportamiento y sus reacciones. ¿Han retenido las prácticas recomendadas? ¿Los textos normativos? ¿Las normas de seguridad o negociación? Lo sabrá si se zambullen en una situación totalmente real.

Existen numerosos formatos que le permitirán crear la evaluación que mejor se adapta a su aprendizaje virtual. No olvide nunca que los tipos de evaluaciones dependerán del objetivo que se desea evaluar y no al contrario. Recuerde: la evaluación que se aborda en este artículo es la que se realiza al final de una formación de aprendizaje virtual. Sin embargo, nada le impedirá iniciar un aprendizaje virtual con una evaluación o realizarla a la mitad del programa.

Newsletter

lo mas leído

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada?

MOOC, COOC, SPOC, SOOC: ¿en qué se diferencian?

La importancia de la alineación constructiva

Digiformag -Vendre ses formations en ligne

¿Alguna vez se ha planteado comercializar sus formaciones en línea?

La evaluación del aprendizaje virtual evoluciona: ¿cuáles son las nuevas tendencias?

¿Conoce el principio del bundle?

Tendencias dentro del aprendizaje virtual

©2023 Digiformag – La revista de formación Digiforma para organizaciones de formación y formadores – Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Contacto