Digiformag Logo - Le magazine de la formation professionnelle
, Pedagogía

¿Qué opinión le merece el snack content o microaprendizaje?

Resumen

Snack content o microaprendizaje: ¿comida rápida de la formación o auténtica innovación del aprendizaje? Las opiniones sobre esta nueva tendencia que lleva varios años siendo noticia están divididas. Mientras algunas voces apuntan a una pérdida de conocimientos y competencias, otras la consideran una gran oportunidad para mejorar las prácticas docentes o captar la atención de los alumnos, entre otras muchas ventajas. Y usted, ¿de qué lado está? ¿Teme perder calidad en sus formaciones? Consulte esta guía para conocer la cuestión a fondo y, quizás, embarcarse también en esta aventura.

¿Qué es el microaprendizaje?

Microaprendizaje, microlearning, snack content, nugget learning, fast learning… distintas designaciones para una misma tendencia de aprendizaje virtual que acapara titulares en los blogs de formación. Pero, ¿a qué nos referimos exactamente?

¿Qué es el microlearning?

Detrás de todos estos anglicismos se oculta en realidad una definición bastante simple, la del microaprendizaje o los módulos de formación digitales breves. Igual de fáciles de «consumir» que un vídeo de YouTube, estos contenidos por lo general no duran más de 5 minutos y se centran en un concepto o un punto específicos. Fáciles de llevar a todas partes, se pueden consultar en cualquier momento. Un aprendizaje al alcance de la mano para quienes tienen poco tiempo, pero muchas ganas de aprender. En la actualidad, el snack content está presente en todos los ámbitos de nuestro día a día, aunque sobre todo en las redes sociales. De hecho, estas últimas se han convertido en una ingente fuente de intercambio de información, vídeos y conocimientos.

A pesar de que esta tendencia ha hecho correr ríos de tinta en los últimos años, lo cierto es que no es nueva. La expresión snack content se acuñó por primera vez en 2002 de la mano del autor austriaco Théo Hug, quien contribuyó en gran medida a la documentación sobre el tema y, por aquel entonces, ya abogaba por la prudencia en cuanto a su uso y su significado, que divergían mucho de un país a otro. ¿Cuál es su origen? La digitalización y la multiplicación de dispositivos y contenidos han favorecido el desarrollo de estos formatos breves en diversos ámbitos para fragmentar la información. El objetivo es permitir una consulta rápida y eficaz, una regla a la que tampoco se escapa la formación. ¿Cómo funciona en la práctica esta fast food del aprendizaje?

¿Cómo se desarrolla el snack content?

El microaprendizaje puede adoptar distintos tipos de formatos: artículos, vídeos, cuestionarios, infografías, etc. La empresa ThinkOvery, especializada en experiencias de aprendizaje, lo define con estos calificativos:

  • Centrado en los alumnos, quienes deben ser lo más activos y autónomos posible en su aprendizaje. Son los alumnos quienes acuden al encuentro de los conocimientos que necesitan.
  • Flexible y disponible en todo momento o ATAWAD (anytime, anywhere, any device).
  • Rápido (entre 20 segundos y 5 minutos) para asegurar la rapidez de consumo y asimilación.
  • Innovador y personalizado, puesto que el aprendizaje no se inscribe dentro de un programa específico, sino que puede consultarse a demanda. El contenido también se adapta en función de los avances realizados o no por el usuario.
  • Práctico y conciso para que los conocimientos adquiridos puedan aplicarse directamente en una situación real.

Un método de aprendizaje que se adapta tanto a las generaciones más jóvenes —inmersas en las nuevas tecnologías— como a las personas activas en busca de eficacia. ¿Cuáles son las ventajas para las organizaciones de formación?

Ventajas del microaprendizaje

Sin lugar a dudas, la propia definición de microaprendizaje ya le habrá permitido hacerse una idea de los beneficios que podría obtener. Sin embargo, detengámonos para analizarlos en detalle. La empresa Artips Factory, que ofrece formaciones en modo storytelling para empresas, identifica cuatro ventajas específicas para los formadores y las organizaciones de formación:

  • Seguimiento y medición reales de los resultados. A través del aprendizaje a distancia, podrá seguir el avance de los alumnos y los conocimientos adquiridos (o no).
  • Personalización y adaptabilidad de los aprendizajes para una experiencia de aprendizaje única. Los alumnos se convierten en auténticos protagonistas al decidir los aspectos para mejorar y los elementos que necesitan revisar. A partir de ahí, la adaptación queda en manos de los formadores.
  • Mayor motivación y compromiso de los alumnos, quienes se percatan más fácilmente de los resultados al aplicar directamente los conocimientos aprendidos.
  • Un retorno de la inversión interesante gracias al aprendizaje virtual. Además, este contenido puede crearse rápidamente sin un coste importante.

A pesar de las múltiples ventajas del microaprendizaje, sus detractores critican que perjudica la calidad de los contenidos en favor de la rapidez. ¿Será cierto?

¿Eclipsará el microaprendizaje al resto de los formatos de formación?

¿Todavía no ha sucumbido a los cantos de sirena del microaprendizaje y no entiende semejante entusiasmo? Al igual que muchas otras organizaciones de formación, probablemente haya invertido largas jornadas —cuando no semanas o meses— en preparar contenidos lo más exhaustivos posible. Todo ello para permitir que los alumnos mejoren realmente sus competencias. Además, ¿considera que cantidad rima con calidad y acortar el contenido le parece impensable? Perfecto, porque eso no es lo que se pretende con el nugget learning.

Los formatos largos son irremplazables en formación

No, el microaprendizaje no podrá sustituir a los formatos largos.

Por eso, el contenido que ya ha generado no se quedará obsoleto, ni mucho menos. Este enfoque proporciona información que suele ser exhaustiva y esencial para los alumnos que buscan una visión completa del tema o una formación intensiva. En este sentido, el snack content puede convertirse en un complemento ideal y, de hecho, es un excelente teaser para presentar un módulo más largo o despertar el interés de los alumnos. Hoy por hoy, se trata más bien de cambiar de paradigma y plantear la cuestión de la innovación en la formación.

Aceptar la innovación en la formación

La crisis puso inmediatamente de manifiesto la necesidad de centrarse de nuevo en la experiencia de los alumnos y, aparte de la digitalización, interesarse por la calidad de su contenido. En este sentido, el contenido —con independencia de su longitud— debe seguir siendo pertinente y eficaz. Además, es preciso pensar de antemano en las necesidades de los alumnos, quienes tienen mayores expectativas en cuanto a interactividad, por ejemplo.

Y tanto el microaprendizaje como los formatos más largos ofrecen esta posibilidad, siempre que los formadores los hayan diseñado así desde el principio. Por tanto, el snack content no se ha previsto para eclipsar los «métodos de toda la vida», sino para aportar innovación en el sector adaptándose a los nuevos dispositivos (teléfonos, tabletas, ordenadores, etc.) y a los propios usuarios. Por tanto, es imprescindible alejarse de una visión antagónica de estos dos enfoques y, en su lugar, pensar en términos de innovación y complementariedad. De este modo, la calidad de las formaciones mejorará en gran medida.

Conclusión: el microaprendizaje ofrece nuevas perspectivas al aprendizaje virtual

El microaprendizaje es perfectamente compatible con la formación actual, ya que se adapta a nuestros nuevos estilos de vida digitales. Sin embargo, como sucede con todas las innovaciones, debe manejarse y estructurarse correctamente. No se trata de dividir el contenido ni de difundirlo de manera anárquica, como sucede en las redes sociales. Por el contrario, se necesita contar con una estrategia factible y un enfoque didáctico para constatar los beneficios tanto para los formadores como para los alumnos, de modo que su integración en el aprendizaje puede resultar muy interesante. Conviene recordar siempre que no es la cantidad lo que prima, sino la calidad de los contenidos. De hecho, una simple frase en ocasiones puede dejar más huella que un discurso interminable. En la variedad está el gusto.

Newsletter

lo mas leído

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada?

MOOC, COOC, SPOC, SOOC: ¿en qué se diferencian?

La importancia de la alineación constructiva

fp

¿Cuáles son los títulos de FP con más empleabilidad?

¿Conoce el principio del bundle?

Digiformag -Vendre ses formations en ligne

¿Alguna vez se ha planteado comercializar sus formaciones en línea?

La evaluación del aprendizaje virtual evoluciona: ¿cuáles son las nuevas tendencias?

©2024 Digiformag – La revista de formación Digiforma para organizaciones de formación y formadores – Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Contacto