Digiformag Logo - Le magazine de la formation professionnelle
, E-Learning

¿Cómo crear un vídeo para una formación de aprendizaje virtual?

Resumen

Digitalizar una actividad significa aprovechar la oportunidad de producir más con menos medios, y el aprendizaje virtual no es una excepción a esta tendencia. Para muchos formadores, adentrarse en el aprendizaje virtual les permite crear una formación completa utilizando tan solo un teléfono inteligente y unos cuantos programas informáticos. Se trata de formaciones que cuesta poco producir, pero que luego pueden difundirse (¡y venderse!) al gran público. Si bien es totalmente factible crear un vídeo destinado al aprendizaje virtual con pocos medios, lo cierto es que se trata de un formato que no admite errores de diseño: una imagen temblorosa o un sonido incómodo basta para que los alumnos cierren pronto esa ventana.

Hoy, le contamos algunas prácticas recomendadas que le permitirán crear paso a paso su primer vídeo para aprendizaje virtual. ¡No hay que ser Martin Scorsese para conseguir un resultado profesional!

¿Por qué crear vídeos de aprendizaje virtual?

¿Es imprescindible crear un vídeo para potenciar los materiales de e-learning? Si bien la animación de un PowerPoint o la edición de un archivo de texto para mejorar su legibilidad resultan bastante sencillas, la creación de un vídeo exige más medios. Si no le gustan demasiado las nuevas tecnologías, tiene la opción de subcontratar la creación de vídeos a un proveedor de servicios que contará con todo el equipo necesario (vídeo, sonido y montaje). Por el contrario, si le gusta crear su propio contenido, puede editar de manera autónoma vídeos con un resultado profesional utilizando para ello un simple teléfono inteligente y un micro.

Crear vídeos para su formación de aprendizaje virtual puede suponer una auténtica ventaja a ojos de sus destinatarios, aparte de que logrará enriquecer los materiales y, por tanto, mantener la atención de los alumnos. Además, se trata de la ocasión perfecta para (de)mostrar conceptos de su curso que resulten difíciles de explicar únicamente por escrito.

Realizar un vídeo de aprendizaje electrónico puede ser útil para:

  • Hacer una demostración práctica: p. ej., cómo aplicar una técnica en concreto.
  • Ilustrar una presentación: mostrar ejemplos, lugares o archivos a los que los alumnos no tienen necesariamente acceso por sí mismos.
  • Explicar un concepto: en ocasiones, el texto no basta o debe completarse con una explicación oral.
  • Organizar un debate: contar con la participación de expertos, facilitar los intercambios y poner en valor todos los puntos de vista.

¿Cómo se estructura un vídeo destinado al aprendizaje virtual?

¡Atención! Un vídeo de e-learning no consiste en grabar simplemente una clase. De hecho, mientras que las clases presenciales favorecen la interactividad y se adaptan a las necesidades de los alumnos, los vídeos destinados al aprendizaje virtual deben ser concisos, responder a una cuestión precisa y aportar cierta cantidad de información clave a los alumnos.

En cuanto al formato, se recomienda optar por vídeos cortos y dinámicos que capten la atención de los alumnos y permitan compartir con ellos la información adecuada en el momento oportuno. Son numerosos los estudios que han abordado la cuestión del tiempo de atención de los alumnos durante las formaciones por vídeo. No dude en dividir el contenido en varios vídeos de 3 a 6 minutos como máximo porque, de este modo, logrará despertar el interés de los alumnos al tiempo que les permitirá navegar con mayor facilidad por los diferentes conceptos presentados.

¡De usted depende la adaptación del contenido al formato vídeo! Recuerde ordenar la información según su relevancia en cada uno de los vídeos: es importante identificar de antemano qué conceptos deben retener los alumnos para resaltarlos. Por el contrario, disminuya las fricciones, es decir, todo aquello que podría distraer la atención de los alumnos: explique la jerga, evite redundancias y favorezca un tono informal.

¿Qué incluir en un vídeo?

¿Qué ventajas ofrecen los vídeos sobre los materiales de texto? ¡El movimiento y el sonido! Dos elementos que debe usar a su favor en este nuevo material de apoyo.

En cuanto a la imagen, puede ilustrar el vídeo de varias maneras diferentes: hablando frente a la cámara (para presentar un concepto o un debate), compartiendo maniobras o esquemas explicativos, o incluso utilizando imágenes de terceros, como imágenes de archivo o extractos de películas o documentales. Sin embargo, ¡tenga cuidado de no despistar a los alumnos! Cada elemento que se muestre en la pantalla debe tener una utilidad didáctica.

Recuerde que, en los vídeos, el sonido es tan importante como la imagen. Use una locución como voz en off para no perder el contacto con los alumnos a lo largo de todo el vídeo. En caso necesario —sobre todo para mantener el ritmo—, no dude en usar efectos de sonido o música de fondo. Al igual que con las imágenes, el sonido debe contribuir al objetivo didáctico del vídeo. Le recomendamos aplicar el dicho de «menos es más» para dar preferencia a vídeos sencillos frente a explosiones de sonido y color que podrían despistar a los alumnos.

Creación paso a paso de su primer vídeo

¿Ha decidido potenciar sus clases en línea con vídeos, tiene claro de qué va a hablar y solo le falta lanzarse? Si es así, siga esta guía paso a paso para crear sin sobresaltos su primer vídeo destinado al aprendizaje virtual.

Definición del objetivo del vídeo

Antes de empezar, defina el tema del que hablará el vídeo y qué nociones deberá interiorizar el/la alumno/a. Estos dos elementos serán sus hilos conductores a lo largo de toda la creación del vídeo.

Redacción del guion del vídeo de aprendizaje virtual

Guionizar el vídeo significa planificar específicamente su realización. Es el momento de escribir el texto de la voz en off, elegir la escenografía y los planos de corte (es decir, imágenes, esquemas o extractos que se mostrarán en pantalla), además de recopilar todo el material necesario. Si opta por aparecer personalmente en el vídeo, busque un fondo informal delante del que situarse frente a la cámara: un sofá o un despacho darán una sensación de proximidad que favorecerá la implicación de los alumnos con el vídeo. Para los planos de corte, asegúrese de contar con todos los derechos necesarios para reutilizar las imágenes y que estas estén en el formato adecuado.

Grabación del vídeo

Cuando tenga todo preparado, solo faltará grabar. No dude en repetir la grabación tantas veces como sea necesario y probar distintos formatos, por ejemplo, hablando con mayor o menor rapidez, desplazándose por el decorado o incluso añadiendo o eliminando texto. Si no tiene experiencia grabando, no se preocupe. Incluso los profesionales necesitan realizar varias tomas para conseguir un resultado adecuado. Y si bien el contenido es muy importante, no se olvide tampoco de la forma: a lo largo de toda la grabación del vídeo, recuerde comprobar la estabilidad, la iluminación y el sonido. ¡Así evitará tener que repetir tomas ya grabadas!

Montaje del vídeo

Una vez que tenga todos los planos y los audios, habrá llegado el momento de montar el vídeo. El montaje le ofrece la oportunidad de probar distintos formatos: alargue el vídeo o añada efectos de transición, texto en pantalla, música… Realice las pruebas necesarias poniéndose en el lugar de sus alumnos. Para que un vídeo sea dinámico, no es necesario incluir cientos de efectos, sino responder a las necesidades de los alumnos. Por eso, la mejor forma de saber qué funciona y qué no es mostrar varias versiones del vídeo final a unos cuantos alumnos de prueba.

Publicación del vídeo

Una vez finalizado el montaje, solo falta compartir el nuevo vídeo con el mundo. Incluso si tiene previsto difundir el vídeo en plataformas LMS, que requieren formatos de difusión compactos, expórtelo en el formato de mayor calidad, aunque esto implique un aumento del tamaño del archivo. Recuerde que siempre es posible bajar la calidad de un archivo a posteriori, pero aumentarla no. A modo orientativo, opte por formatos de exportación a 1080p en HD.

Ejemplos de otros vídeos de aprendizaje virtual

Para la presentación del software Digiforma a los usuarios, yo misma realicé una serie de vídeos de aprendizaje virtual para detallar el conjunto de las funcionalidades disponibles. En cada uno de ellos, incluí una breve introducción en la que explico por qué es interesante la funcionalidad y el objetivo del vídeo. A continuación, grabé mi pantalla con ayuda del software de montaje Camtasia para mostrar los diferentes elementos de presentación. Entre cada parte, decidí introducir una pantalla de título para clarificar el plano del vídeo.

 

 

 


Lanzarse a crear vídeos de formación virtual es la ocasión perfecta para replantearse el contenido de los cursos y su relación con la pedagogía. Se trata de un ejercicio que exige tiempo y paciencia, pero que también permite descubrir nuevas metodologías para la creación de módulos de e-learning de manera muy progresiva. Una vez editado el vídeo, todavía falta integrarlo en el programa de aprendizaje virtual, publicarlo en línea y compartirlo, todos ellos pasos necesarios para crear un curso electrónico de principio a fin.

¿Y usted? ¿Cuáles son sus trucos para realizar vídeos de aprendizaje virtual perfectos?

Newsletter

lo mas leído

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada?

fp

¿Cuáles son los títulos de FP con más empleabilidad?

MOOC, COOC, SPOC, SOOC: ¿en qué se diferencian?

La importancia de la alineación constructiva

Diferentes tipos de evaluaciones del aprendizaje virtual

che necessito para ser profesor

¿Qué necesito para ser profesor de Formación Profesional?

¿Cómo crear una estrategia de aprendizaje mixto eficaz?

©2024 Digiformag – La revista de formación Digiforma para organizaciones de formación y formadores – Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Contacto

×