Digiformag Logo - Le magazine de la formation professionnelle
, E-Learning

Las tres claves para garantizar el éxito de una formación de aprendizaje virtual

Resumen

En el floreciente segmento del aprendizaje virtual, todo el mundo quiere ocupar una posición destacada. Debido a esto, el mercado está experimentando un crecimiento trepidante y la competencia es cada vez mayor, en especial, para los formadores independientes que no disponen de una reputación o una plataforma relevantes.

Tanto si trabaja en su primer curso como en el décimo, la cuestión es siempre la misma: ¿está creando una formación que puede funcionar?

Como bien sabe, la producción de una formación es un proceso tan complejo que sería una lástima emprenderlo sin ni siquiera saber si la oferta tendrá el éxito que se merece. Además, cuando nos situamos al frente de un proyecto en solitario, es difícil tener la perspectiva y las impresiones necesarias para saber qué camino tomar.

Más que proporcionar información, este artículo pretende servir de guía para ayudar a adoptar las mejores decisiones posibles en función de una población específica: sus futuros alumnos. Este método se basa en las directrices de Geneviève Gauvin, una formadora independiente que ayuda a otros formadores noveles a iniciarse en el mundillo.

Antes de empezar, debe saber que esta guía se plantea a partir de un requisito previo: disponer ya de una comunidad, es decir, personas que sepan quién es y a qué se dedica. Una comunidad sin límite de miembros —por pequeña que sea— ni de antigüedad. Sin embargo, si nadie le sigue o le reconoce, tendrá que cumplir con esta premisa.

Paso 1: la propia idea de la formación debe resultar atractiva

La finalidad de este paso es que los clientes potenciales comprendan que la formación se dirige a ellos. ¿Su objetivo? Que la presentación y el contenido estén tan bien pensados que puedan comprenderlo por ellos mismos al percibir de inmediato que los módulos resuelven un problema al que se enfrentan.

Dos elementos esenciales:

1. La formación debe ser específica en cuanto a su tema y su objetivo

¿Por qué un tema específico? Para no dispersarse demasiado y crear una formación «todoterreno» que no sirva de mucho.

¿Por qué un objetivo específico? Para que los clientes potenciales lo entiendan, lo alcancen y desarrollen una sensación de satisfacción mientras tanto.

¿Cómo lograrlo? Evalúe su idea de formación. ¿Puede dividirla en varias partes? ¿Podría transformarla en varias formaciones diferentes? En caso afirmativo, valore la posibilidad de ofrecer un conjunto de programas o, como mínimo, varias líneas de trabajo diferentes. En caso negativo, ya dispone de una formación bien definida.

2. El público destinatario debe ser específico

¿Por qué un público específico? Si se dirige a todo el mundo, al final no se dirigirá a nadie y desaprovechará la oportunidad de llegar a las personas adecuadas.

¿Cómo lograrlo? Analice dos parámetros: la experiencia y el comportamiento de los destinatarios. La experiencia se corresponde con su nivel de conocimiento del tema y el comportamiento refleja más su perfil, sus expectativas, sus miedos, etc.

Paso 2: validación de la idea por parte de la comunidad

Seguramente considera que su formación es tan útil como innovadora, pero quizás sea el/la único/a en pensarlo… En cualquier caso, podrá comprobarlo en este paso.

Recuerde en todo momento que debe crear una formación para su comunidad, nunca para usted mismo/a. Y, si la comunidad no valida su idea, entonces tendrá que revisarla.

El mejor consejo: ponerse en contacto con clientes potenciales. Una vez que haya definido el público objetivo, elija a cinco personas de su entorno o de fuera de él (gracias a LinkedIn) y plantéeles una serie de preguntas. ¿Cuáles? Estas son algunas:

  1. ¿Qué es lo que más le preocupa de su situación actual?
  2. ¿Qué sucederá si no cambia esta situación?
  3. ¿Qué necesita para solucionar su problema?
  4. Si soluciona este problema, ¿qué cambio se producirá en su vida?
  5. ¿Qué le empujaría a cursar esta formación?
  6. ¿Qué le empujaría a descartarla?

El objetivo aquí es conocer los miedos, las reticencias, las necesidades y las expectativas de los destinatarios. En primer lugar, podrá validar o descartar sus intuiciones y, en segundo lugar, recuperar elementos del lenguaje. Y esto siempre es práctico para sus comunicaciones.

Paso 3: su comunidad debe estar ansiosa por empezar la formación

Ahora que ya sabe qué va a ofrecer y a quién, demuestre sus dotes de comunicación. El objetivo aquí es incrementar el interés para que la formación se venda como churros al abrir el plazo de inscripción.

Cuando inicie este paso, tenga muy presente este mantra: «se puede dar valor vendiendo y vender dando valor» (Geneviève Gauvin dixit).

Para lograrlo, puede seguir cuatro líneas de trabajo:

  1. Recopilación de información: formule preguntas a su comunidad a través de las redes sociales, por ejemplo. Pregunte sobre todo por el contenido más que por el formato.
  2. Cocreación: incorpore la comunidad a su proceso permitiendo que elija un nombre o vote por un diseño.
  3. Contenido de la formación: puede compartir una justificación de su idea a través de una entrada de blog, un pódcast, publicaciones en redes o un correo electrónico.
  4. Mentalidad positiva: tranquilice a la comunidad en cuanto a sus miedos y derribe creencias negativas.

Una buena noticia: estos pasos pueden iniciarse antes incluso de crear la formación. Así, no será necesario darle demasiadas vueltas al contenido ni trabajar sin descanso en los materiales de apoyo para obtener las primeras impresiones. Un último buen consejo de Geneviève: realice pruebas beta, es decir, lance la totalidad o una parte de la formación piloto antes de finalizarla por completo. De este modo, descubrirá líneas de mejora reales y específicas para luego ofrecer la formación al mundo entero.

Newsletter

lo mas leído

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada

¿Qué es la FUNDAE y cómo se desarrolla esta formación bonificada?

fp

¿Cuáles son los títulos de FP con más empleabilidad?

MOOC, COOC, SPOC, SOOC: ¿en qué se diferencian?

La importancia de la alineación constructiva

Diferentes tipos de evaluaciones del aprendizaje virtual

¿Conoce el principio del bundle?

che necessito para ser profesor

¿Qué necesito para ser profesor de Formación Profesional?

©2024 Digiformag – La revista de formación Digiforma para organizaciones de formación y formadores – Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Contacto

×